PROPIEDAD INTELECTUAL DEL TATUAJE: ¿A QUIÉN PERTENECE?

propiedad intelectual

La propiedad intelectual es un derecho del artista. Sin embargo, no son muchos los que conocen su alcance. Parece extraño hablar sobre la propiedad intelectual de un tatuaje, pero no lo es tanto, considerando que un pintor es autor de su obra artística y posee los derechos sobre ella. Además, muchos conciben el tatuaje como arte, ¿lo es realmente?

 

QUÉ ES LA PROPIEDAD INTELECTUAL

La  propiedad intelectual  está estrechamente vinculada a los derechos de autor. Ambos tienen que ver con creaciones inéditas, con la obra artística. Se trata específicamente de una regulación de estos derechos, lo que permite la protección, organización y defensa frente a terceros. Es decir, protege al autor de la obra y a ella misma.

 

TATUAJE COMO PROPIEDAD INTELECTUAL

Evidentemente muchos tienen la visión del tatuaje como arte, cuyo lienzo es la piel. Sin duda, la pericia de quienes ejecutan el arte del tatuaje les ha valido, justamente, que se les considere artistas. Ahora  bien, si una obra artística está protegida, ¿no entran acá los tatuajes? Todo dependerá de si, efectivamente, el tatuaje es arte. En este punto el asunto está en dilucidar qué es una obra de arte.

¡Si te gusta los tatuajes ingresa a nuestra comunidad y conoce personas con tus mismas aficiones!

   ¡Ver ahora!

¿Tatuador o autor de la obra?

Un artista es el creador de una obra de arte. Siguiendo esta idea, y entendiendo el tatuaje como arte, como obra de arte, podría decirse que, efectivamente, un tatuador es el autor de la obra. No obstante, hay muchos tipos de tatuajes, incluyendo el tatuaje de henna natural. ¿Este también es una obra de arte? No dependerá del tipo de tatuaje, sino de que realmente se trate de una creación ínédita. No podemos evitar preguntarnos a estas alturas: ¿qué es una obra de arte?

propiedad intelectual

¿Tatuaje u obra artística?

Está claro que existen muchos y variados tipos de tatuajes. Evidentemente no todos son arte. Digamos que no todo tatuaje es arte, para resumir la idea. Pero ¿qué es una obra de arte? Una obra se convierte en arte por ser inédita, única, fruto de la imaginación de uno o más artistas.

Es por ello que irónicamente los tatuajes de obras de arte, no son arte propiamente, sino una reproducción. Esto viene a ser como si imprimiésemos en una hoja blanca la imagen de La noche estrellada de Van Gogh, por ejemplo. La originalidad es fundamental para que una obra pase a llevar el apellido “de arte”, más allá de la técnica del tatuador.

Sí, en definitiva cuando un tatuaje es considerado una obra marcadamente artística y es creado por un tatuador, este pasa a convertirse en artista. Pero si, por ejemplo, quien lo llevará interviene en el diseño, las cosas cambian, pues este también es parte del proceso creativo, por lo que el marco legal de los derechos de autor y propiedad intelectual, también le protegen.

Demandas legales por la propiedad intelectual de un tatuaje

Que hoy estés leyendo sobre este tema, mucho tiene que ver con casos famosos de demandas por uso de tatuajes en películas o publicidad. El más famoso de esos casos fue el del tatuador Victor Whitmill, autor del famoso tatuaje en el rostro de Mike Tyson.

La polémica surge debido a su participación en la segunda entrega de la película Hangover  (Resacón en Las Vegas en España o ¿Qué pasó ayer?  para algunos países de Latinoamérica). Pero no se trata propiamente del tatuaje de Tyson, sino de su reproducción en el rostro de otro actor. Whitmill demandó a Warner por este uso inapropiado, este consideró que se violaron los derechos de autor y la propiedad intelectual de su obra.

Podría decirse que entra en las categorías de los tatuajes de obras de arte, sin embargo, esta no es una obra  de dominio público, como La noche estrellada, su creador vive y posee los derechos de autor.

 

LO QUE DEBES SABER ANTES DE QUE TE HAGAN UNO, MÁS ALLÁ DE LOS TIPOS DE TATUAJE

Resumiendo, si tú creas el diseño de tu tatuaje, es tu diseño y tu obra, pese a que no la ejecutes. Si intervienes, compartes los derechos de autor con tu tatuador.  Si es un tatuaje prediseñado, pertenece a quien lo diseñó, pero si no registró sus derechos, la obra pasa a ser de dominio público. Por eso, entre los tipos de tatuajes encontramos muchos que se repiten.

El tatuaje de henna natural también puede ser una obra de arte si cumple con el principio de originalidad en su carácter inédito. Por último, si el tatuador es completamente autor de la obra, entonces a él pertenece la propiedad intelectual. Por ello, la sugerencia es que lo hables con él y fijen los términos.

¿Qué es una obra? Un tatuaje, al menos puede serlo, eso sí, dependiendo de los factores mencionados. Siguiendo esta idea, no todos los tipos de tatuajes son arte, Pero, efectivamente, el arte del tatuaje puede producir las más extraordinarias obras.

Share This Post

Leave a Reply

Usamos Cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies