Literatura Renacentista: las 7 obras más gloriosas y sus historias

La Literatura Renacentista

Si de literatura renacentista se trata, seguramente nuestra mente viajará hacia las obras más reconocidas y trascendentales de la época, como Romero y Julieta de Shakespeare o Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

Hablamos de 1400 a 1600 después de Cristo, cuando estos reconocidos artistas de la literatura renacentista, además de crear historias atractivas, tenían la tarea de “entender” al ser humano como era percibido en la época, y tratar de captar sus gustos e intereses, considerándolos como seres “microcosmos”.

Por las características del renacimiento, fue considerado la época del conocimiento, ya que es el periodo de tiempo cifrado en la historia, en el cual se creó la mayor cantidad de obras literarias, y más aún, estas obras literarias se extendieron hasta una gran cantidad de países, creando lo que hoy conocemos como cultura general.

Fue en Italia donde inició este gigantesco movimiento hacia el siglo XVI, y terminó a mediados del siglo XVII. Pronto se extendió hasta el norte, convirtiendo a Inglaterra como la cuna del arte renacentista, no solo de tipo literario, sino también de la pintura.

Fue considerada “etapa del aprendizaje” porque en ella, los más reconocidos artistas, que aún hoy en día aún son homenajeados, se dedicaron a inspirar a través de las obras que por primera vez se hacían públicas.

 

Literatura renacentista: Características 

La época ser caracterizo por el interés único y especial por el arte, las pinturas, las figuras antiguas y  las obras clásicas. Salieron a relucir figuras rupestres y menos elaboradas, pertenecientes a la época de nuestros ancestros, que terminaron siendo de inspiración para el surgimiento de nuevos artistas.

No se tiene recuento en la historia de una época más rica en el surgimiento de importantes obras de arte que la época del renacimiento. La literatura renacentista es, de hecho, aún es utilizada como referencia global de escritura artística.

Además de la literatura, durante el renacimiento se abrió paso a los primeros estudios científicos del origen de la materia, la exploración geográfica, el descubrimiento de América como nuevo mundo y la apertura a culturas ancestrales selváticas. 

Los pensadores renacentistas centraron sus ideas en la premisa de un mundo gobernado por 4 grandes elementos (Tierra, Agua, Fuego y Aire) cuya armonía daba vida a la materia.

¿Te gusta la literatura?,
¡Registrate en la comunidad, participa, conoce a artístas de la literatura!

¡Ver ahora!

Se creía, asimismo, que el cuerpo humano era el resultado de la unificación de sustancias llamadas “humores” que a su vez correspondían a la representación de alguno de estos 4 elementos naturales. 

Estos adelantos del arte, el estudio de la antigüedad clásica y el nacimiento de la nueva ciencia, dieron lugar a la civilización como la conocemos hoy en día. 

Copérnico creyó en esta época que el sol y no la tierra estaba en el centro del sistema planetario, cambiando la antigua visión del universo, mientras que a su vez Martín Lutero revolucionaba la religión como se conocía para abrir paso a sus ideas de “liberación de la esclavitud”

Todos estos acontecimientos fueron sumando a la ciencia y a la literatura del renacimiento, hasta el punto de que muchas de las más reconocidas obras del momento son consecuencia de estos mismos movimientos.

A continuación algunas de las obras de literatura renacimiento que han resultado más interesantes aún después de muchos años. Veamos cuales son algunas de las más famosas y sus interpretaciones modernas. 

Shakespeare Romeo y Julieta

Una obra literaria por demás conocida, que ha sido objeto de alteraciones en los guiones y películas taquilleras, aunque tal durante la época su trama fue más bien una crítica a la sociedad.

Se trata de una tragedia que recae sobre dos jóvenes amantes que deben ser separados por la sociedad y ante su desdichan prefieren la muerte.

Durante esta época, hubo un repunte de historias de amor trágicas provenientes de la guerra, pestes y clases sociales que parecía estar atrayendo fuertemente a los lectores. 

Fue escrita entre 1591 y 1595 con estructura dramática poética, y mezcla la tristeza y el suspenso con un poco de comedia y muchísima creatividad.

romeo y julieta

Miguel de Cervantes Don Quijote de la Mancha

La base de esta historia, que podría considerarse como se escenas secuenciales, es la aventura de Don Quijote con su amigo Sancho Panza. Quijote, un señor de edad, se considera un noble caballero que, ante la carencia de felicidad, emprende una aventura que lo lleva a enfrentar rivales que están en su mente y a vencerlos. 

Se considera una parodia a los libros de caballería de la época en la que el autor alzó también su voz de crítica y cuestiona a la sociedad española en aspectos como amor, justicia y solidaridad usando la literatura del renacimiento. 

don quijote

Shakespeare Sueño de una noche de Verano 

Es una de las obras del reconocido escritor de literatura renacentista en la que narra los sucesos que se van presentando durante la tormentosa relación de Teseo y Hipólita. 

Los estudiosos de la literatura creen que esta obra es más bien una comedia con personajes nobles de la época y otros místicos e imaginarios que encarnaban identidades de la sociedad renacentista. 

 

Tomas Moro Utopía

Utopía fue más bien considerada una obra de literatura que tuvo un corte político, por lo que termino siendo de impacto en una época donde poco se opinaba en el particular. También tuvo mucho de ficción, cuya base era una sociedad imaginaria que vivía en una isla.

La palabra utopía que significa, en ninguna parte, emana la voluntad del escritor de destacar que estos personajes en su historia no pertenecían “a ninguna parte” por lo que fue una obra enigmática, criticada y hasta malinterpretada. 

Ilustro una realidad paralela a la sociedad y más aun actitud egoísta de la civilización de la época.

Christopher Marlowe Doctor Faustus

Esta historia tiene su base en la vida del personaje Fausto, luego conocido como el favorecido, un mozo de la cultura alemana cuya vida era típica del renacimiento. El hombre imitaba muchas de las culturas propias de la época, por lo que la obra literaria fue bien aceptada y montada sobre las tablas.

La historia cuenta que durante la primera puesta en escena de la obra aparecieron espíritus negros sobre el escenario, lo que derivó en la locura de actores y espectadores. Eso destapó por completo la controversia alrededor del polémico guion que se escribió en 1953.

Literatura Renacentista

El Elogio a la Locura de Erasmo

Se basó en el reconocimiento a Erasmo, uno de los humanistas más ilustres de la Europa de la época. La obra está cargada de tono satírico por lo que fue ampliamente valorada por los lectores renacentistas que estaban en búsqueda de textos más impactes.

Abarca temas prohibidos por la iglesia de la época como las supersticiones, los “pecados” y las malas costumbres. En su ensayo el autor busca destacar que la ignorancia, en contra de la razón lógica, es la razón por la que los ciudadanos en diferentes clases sociales logran ser felices desde sus propias esferas. 

Nicolás Maquiavelo El Príncipe

Una de las particularidades de esta obra literaria es que fue publicada 5 años después del fallecimiento de Maquiavelo, en 1532, tras comprobarse que lejos de ser una obra de literatura cultural, estaba compuesta de una inmensa carga política y social

Significo una crítica directa al sistema de mando, a la iglesia católica y a las doctrinas eclesiásticas de la era renacentista y por estar escrita en italiano se subestimó su impacto en la sociedad. Es considerado un tratado de doctrina política, que revela actuaciones cuestionables de la iglesia de la época. 

¿Eres amante de la literatura renacentista? Suscríbete a nuestro blog aquí y entérate de interesantes datos sobre la literatura como arte. 

Share This Post

Leave a Reply

Usamos Cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies