Cómo cuidar un tatuaje: consejos para no arruinar tu obra de arte

tatuaje recién hecho cuidados

 

Con mucha emoción vas a tu estudio de tatuaje preferido. Llevas tu diseño o escoges uno del tatuador. Las agujas comienzan llenar la piel con tinta, y al cabo de unas horas, voila tienes tu tattoo listo para exhibirlo. Pues no, las primeras horas de un tatuaje recién hecho son tan importantes como los cuidados posteriores para asegurar que tengas un resultado de calidad. Hay algunos que le echan la culpa al tatuador por el resultado del tatuaje sin darse cuenta de que quizás fueron ellos quienes lo arruinaron, ya que no tuvieron los cuidados necesarios. Así que sigue nuestros consejos de cómo cuidar un tatuaje para que no arruines la obra que plasmaste en tu piel.

 

Cuidados iniciales del tatuaje

Las primeras horas de cuidado de un tatuaje recién hecho son las más vitales. Una vez que el artista del tatuaje haya terminado su obra, este limpiará la zona con un jabón antibacterial, luego aplicará una crema para hidratar la zona, y por último lo recubrirá con un apósito o un papel film para evitar que las bacterias entren en contacto con las heridas producidas por el tatuaje y lo infecten. El tatuador te indicará cómo cuidar un tatuaje, así que escúchalo, son expertos en el tema y por tanto saben de lo que hablan. Si de casualidad olvidas algo pues aquí te lo recordamos.

 

Primeras horas de cuidado del tatuaje

Esto son los pasos que debes seguir luego de salir del estudio de tatuaje y al llegar a tu casa:

  • Primero que nada, no retires el vendaje inmediatamente para mostrarle tu tattoo a tus amigos, debes conservarlo por un mínimo de 2 horas, debes aguantar un poco más.
  • Retira el vendaje cuidadosamente, para esto moja el vendaje con agua templada para que puedas retirarlo fácilmente. No lo vayas a sumergir o poner directamente en el chorro de agua, sólo humedece el vendaje lo suficiente para facilitar el proceso.
  • Lava la zona cuidadosamente con un jabón neutro, sin aromas, intenta remover bien los excedentes de tinta o sangre que veas. Tus manos deben estar limpias, queremos evitar infecciones. Ni pienses en utilizar esponjas, sólo usa tus manos. Debes tratar la zona con delicadeza. Luego de lavar seca el tatuaje con un papel absorbente, dando pequeños toques, evita a toda costa frotar el área.
  • Aplica una pomada o una crema cicatrizante. Por lo general el tatuador te recomendará una que puedas usar para este fin.

Listo has sobrevivido a las primeras horas con nuestros consejos de cómo cuidar un tatuaje. A partir de aquí no deberás cubrir más el tatuaje. Así que a la hora de dormir asegúrate de estar en una posición cómoda para que el tatuaje no tenga tanto roce con las sábanas. Es normal que despiertes con las sábanas pegadas a tu tatuaje, al fin y al cabo, no controlamos lo que hacemos mientras dormimos. Si esto te sucede no lo arranques, humedece la zona y luego retira suavemente.

 

¡Si te gusta los tatuajes ingresa a nuestra comunidad y conoce personas con tus mismas aficiones!

   ¡Ver ahora!

Cuidados posteriores de un tatuaje

tatuaje cuidados

Los cuidados posteriores a los días de haberte realizado un tatuaje no son tan complicados, pero no por ello menos importantes. Durante las próximas 3 o 6 semanas debes repetir este mantra de 3 a 4 veces al día: Lavar, secar e hidratar.

Sin embargo, hay una serie de recomendaciones que debes tomar en cuenta. Tu tatuaje está en pleno proceso de cicatrización así que debes ayudar en la medida de lo posible para facilitar este proceso

 

Recomendaciones para cuidar un tatuaje

  • No rascar el tatuaje

Por más que te pique la zona debes evitar rascarte. Es normal que sientas comezón y que aparezcan costras. Así que ve este proceso como una prueba a tu voluntad.

  • No sumergir el tatuaje

Hacer esto hará que se pierda la tinta del tatuaje o que se infecte. Así que mientras esperas a que cicatrice no podrás nadar en piscinas, ni en el mar e incluso darte un baño relajante.

  • No hacer ejercicio

Al ejercitarte la piel se estira constantemente y esto hace que la cicatrización tarde más. Así que evita lo posible hacer este tipo de actividades

  • No ir a saunas

Los lugares con mucha humedad hacen que la tinta de los tatuajes pueda desaparecer.

  • Evita que el sol le de a tu tattoo

Durante esta fase es importante que el tatuaje no entre en contacto con la luz solar. Los rayos solares hacen que la piel se ampolle y que el color se desvanezca. Esto hará que tu tatuaje quede con manchas o parches más claros.

  • Usa ropa ancha

Así evitaras que tu tatuaje tenga el menor contacto con la ropa.

 

Como evitar que el tatuaje pierda color

Listo ya tu tatuaje está completamente curado, así que lo último que te queda es mantenerlo para que luzca siempre como nuevo. Usa cremas para mantenerlo hidratado todo el tiempo. Ya no debe hacerlo como en los inicios, pero sí intenta hacerlo un hábito. Por último, recuerda que el los tatuaje y el sol no se llevan bien, así que, si vas a estar mucho rato expuesto al sol, colócate un protector solar factor 30. Ya que sabes cómo cuidar un tatuaje lograrás que tu tattoo perdure por años sin necesidad de ser retocado nuevamente por el artista.

Share This Post

Leave a Reply

Usamos Cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies